miércoles, 29 de agosto de 2018

VERANO SUBJETIVO


Click en play:


Para mis alumnos, con todo el cariño de un docente de a ratos intransigente, a veces irónico por demás, otras veces más bien calladito.

El aporte de hoy puede resultar un poco pesado para algunos (pesadazo en realidad). Recomiendo encarecidamente disponer de bastante tiempo para disfrutarlo. Me consta que muy pocos lo soportarán hasta el final y a los que si lo logran: chapeau!
Es una temática que me fascina y es objeto de los talleres que hago sobre interpretación de la guitarra clásica sudamericana, especialmente en lo que refiere al tango.

LENGUAJES ESTILÍSTICOS:
A la hora de interpretar, por ejemplo, una obra de Fernando Sor (compositor español  del período clásico), contamos con varios recursos interpretativos a fin de “sacarle todo el jugo” a la obra –como me explicaba Amílcar Rodríguez Inda y Eduardo Fernández. Recursos característicos, que se aplican para las obras de ése período y que aplicados a obras de otros períodos (por ejemplo el barroco) NO quedan bien, es decir: sin los recursos adecuados no llega a aflorar la riqueza musical de la pieza en cuestión.

TANGO:
Lo mismo sucede con el tango y lo podemos apreciar muy bien en las obras de Piazzolla. Muchos de los recursos que utilizamos en este género los aprendí tocando tango de la manera más tradicional, intuitiva, “a la parrilla” como dicen los tangueros, con “barro” al decir de Aníbal Troilo, escuchando mucho a guitarreros como Grela, y atendiendo las indicaciones de Carlitos Morales, Julio Cobelli y también de Numen Vilariño.
Así es que nos “embarramos”, pero sin olvidar nunca que NO tenemos la destreza ni la ductilidad de los mencionados Guitarreros, y recordando siempre que  estamos tocando guitarra clásica.

Pequeña anécdota: la primera vez que le mostré a mi Maestro (Amílcar Rodríguez Inda) como había estudiado el preludio 1 de VillaLobos, él me dijo: “escuchaste a Narciso Yepes, no?” “Claro”, le dije. “Se nota” contestó.

Aún sin haberlo intencionado yo estaba copiando la interpretación de Yepes.
Fue la primera lección hacia una búsqueda de interpretación propia, iniciaba el largo camino de una búsqueda interior.
Hoy sé, que cada vez que interpreto una obra, sucede como dijo Washington Tabárez: cuando los jugadores salen a la cancha, van con todo su bagaje de vivencias, llevan consigo a sus seres queridos, al vecino, a todo un pueblo.

PIAZZOLLA:
Vamos a comparar algunas versiones (12!) del tema Verano Porteño – siempre breves fragmentos –a cargo de distintos guitarristas, y escuchar los recursos utilizados, o no, en función de la interpretación.
(en realidad recopilé 32 versiones…pero me apiadé de los seguidores del blog)
En cada ítem podrán leer los muy breves (y muy subjetivos) apuntes que tomé sobre cada interpretación. Quizá me pasé de atrevido. Seguramente lo hago. Tomémoslo con humor y –por si acaso – desde ya me disculpo.

DIVERSIDAD:
En qué medida influyen las diferencias culturales, en las distintas interpretaciones, es un tema que tiene que ver. Incide. Pero no lo voy a considerar.
Luego resulta divertido enterarse de las nacionalidades de los intérpretes… (por jugar un poquito con los estereotipos y sin caer en prejuicios, claro está) y que viva la diversidad!

En general todas las versiones están como apuradas y solo algunos logran darle cierta autonomía a la línea de la voz grave (el sostén rítmico del bajo) y diferenciarlo de las otras voces, todos las tocan como complementos verticales y no como líneas paralelas.
(Pido disculpas por las diferencias de volumen de algunas grabaciones.)
1.         Danza casi jocosa, acentuaciones sin prolongación tanguera




2.         Muy linda versión, con lindos “rubati” (estirar y/o apurar el tiempo musical), y también variaciones en los matices, los distintos colores sonoros,  aunque trasciende el estereotipo latino-europeo, tango=flamenco, demasiado presente la danza

3.         Estereotipo latino-europeo, tango=flamenco, se percibe una sana influencia rioplatense, aunque no llega a hacer sentir el verano, ni lo porteño, lo peor es que se escucha como marca el tiempo golpeando con el pie.

4.         Excelente, tempo mesurado, calor, “barro”, “yeite”, etc. etc., pero flaquea en lo elaborado de la guitarra clásica: voces y matices

5.         De lo mejorcito, pero parece disfrutar más de su técnica que de la música

6.         No entendió nada

7.         Está el Tango, tempo mesurado, creo que se fue de mambo con el arreglo, parece un puzzle mal armado, quizá producto de mistificar la figura de Piazzolla, parece otro tema inspirado en Verano, donde importa más la nueva versión que el tema en sí. Excelentes – eso si - las variaciones de colores y de dinámica (el manejo del volumen)



8.         Lo más elaborado, pero cae finalmente en el estereotipo de Tango=danza, a tal punto que caso parece un bolero.

9.         Son como patadas de karate. Sin respiración. Otro estereotipo? Quizá asiático?

10.     Uno de los pocos que logra un juego de voces paralelas entre el bajo y las demás voces. Pero es de una llevada rítmica casi militar, ausencia casi absoluta del rubato y un arreglo que también se va de mambo.

11.     Todo un atropellado, que busca en la cuerpeada llegar a convencer aunque uno se resista. Tiene alguna nota mal, pero por sobre todo parece tener miedo al silencio.

12.     La siguiente es por lejos la mejor versión. Seguramente en la actualidad la interpretaría distinta, pero básicamente tomaría el mismo camino, quizá con un poco más de madurez. Digo yo. Dejo la versión íntegra mientras seguimos leyendo.


Las interpretaciones que hemos escuchado pertenecen a
los siguientes colegas:
1.         Julio Almeida - Ecuador
2.         Aniello Desiderio - Italia
3.         Antonio Malinconico - Suiza
4.         Cacho Tirado - Argentina
5.         John Williams - Australia
6.         Jonas Kublickas - Lituania
7.         Mirta Alvarez - Argentina
8.         Per Olov Kindgren – Danés, sueco y colombiano (¡!)
9.         Shinichi Fukuda - Japón
10.     Vladimir Gorbach - Rusia
11.     Brandon Acker - EEUU
12.     Fernando D’Ávila - México
13.     Michael Lucarelli - Italia
14.     Pablo Cámpora – Prado norte, Montevideo

Sin ánimo de ofender a ningún colega, ya sea por incluirlo o por excluirlo, espero que este blog haya sido didáctico y divertido.
Salud!

4 comentarios:

  1. tenias un tio que se llamaba Modesto. buen blog.

    ResponderEliminar
  2. escuche todas las versiones atentamente y de un tirón! dan premio por eso? un asado en tu casa el próximo verano que ande por ahí? muy buen laburo, admirable. Coincido en varias cosas, otras no tanto. Que tu versión está buenísima, sin duda. A mi me pasa con las cosas de Piazzolla que tocaba el quinteto, que no se que camino encontrarles en la guitarra. Felicidades!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Adrián, por suerte no coincidimos en todo!! Lo del asado...es un hecho!! Obvio.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. ...en cuanto a las versiones del quinteto...y si, lamentablemente en los arreglos para guitarra siempre tenemos que sacrificar alguna voz, algún complemento armónico, o algún sostén rítmico, amén de tener que prescindir de los sonidos prolongados...en esa cancha es que según nuestros criterios "artísticos" optamos por un arreglo u otro...varias piezas de Piazzolla he optado por NO tocarlas como solista, porque se pierde mucho de su belleza, Libertango es un claro ejemplo.
    En fin...por eso admiro mucho las piezas de Pujol, que encontró un camino guitarrístico para ese lenguaje "Piazzollístico"., No?

    ResponderEliminar