domingo, 27 de diciembre de 2015

EL ENCLAVE


El aporte de hoy lo dedicaré a comentar el nuevo CD de “El enclave”, titulado ”A tutto tondo”, este grupo lo integra entre otros uno de mis exalumnos, el estimado Pablo Castro y a cuyo pedido escribo estas líneas, aunque sin pedirle permiso para oficializarlas en este blog.
Como siempre: primero click en play y mientras escuchamos algo de su primer disco (“Nulle Part”), seguimos leyendo.

Solamente comentaré los aspectos musicales, interpretativos, y trataré de no ser demasiado “tecnicista”.
Qué música juegan ellos? Al final del texto encontrarán el link para visitar su canal de youtube, donde hay mucho y muy buen material.
No comentaré el diseño ni el arte, la parte visual de sus producciones, porque no soy un entendido, pero…. lo recomiendo, lo reconozco como algo muy, pero muy valioso… en fin: compren el disco.

Querido Pablito Castro:
En general muy afinados, a veces la guitarra no tanto… pero de ese modo mejorable y “sin querer queriendo”, rescata la frescura de esta música: cierto grado “natural” de afinación no-perfecta es parte de la cultura folclórica tan envidiada e incomprendida por los músicos exclusivos de la música “culta”. Es como el gesto natural de los guitarreros de pulsar las cuerdas al aire en pleno cambio de acorde, es decir entre un acorde y otro, cuando las cuerdas quedan sin pisar, si un guitarrista clásico quiere hacer eso… queda horrible! Amílcar me decía: "la afinación va por dentro"... es eso. Me encanta!
Ensemble: perfecto, en algunos poquísimos momentos me da la sensación de trastabilleo inseguro en algunos instrumentos, me huele a que se debe a nervios al momento de grabar… suele pasarnos a todos, lástima que en esos momentitos se evapora irrecuperablemente un cachito de diversión.
Excelente me pega la elección de los instrumentos para cada línea, cada voz, logran una carga emotiva bien importante, y ¿de qué se trata la música – especialmente ésta -  si no es de la emoción? En lo personal esta música mueve lo migrante que hay en mí. Tal vez logre que el público sienta despertar esa faceta - a veces ignorada - que todos llevamos dentro, y que especialmente en estos días, que el mundo occidental parece recién darse cuenta que todos somos migrantes, siempre fuimos…
En cuanto a la “fusión” (que fea esa palabra… que bastardeada) de los estilos también: estupendo! En conjunción con la elección de instrumentos, mantienen al escucha activo, participando con su oído en el juego y siendo siempre gratamente sorprendido, ya sea por la progresión y el desarrollo de las líneas melódicas y sus variaciones, como por el re-encuentro (eventualmente) con las primeras melodías al cerrar el tema su forma.
Unas veces íntimo, amoroso, otras veces efusivo, loco de danza, siempre fraterno…
Se siente que transitan aquel camino difícil para llegar a ofrecernos algo que parece ser sencillo, que se percibe como tal, pero que los músicos sabemos los obstáculos técnicos, mecánicos y emocionales que hallamos en ese transitar… eso es lo que llamamos profesionalismo y tiene mucho que ver con el amor, con el cariño que hacemos las cosas.


Además es evidente que en este camino, ustedes pueden (y deben) descubrir mucho más y mejorar aún más los juegos que nos vayan regalando.
Muchachos los felicito y sobre todo les agradezco: tremendo disco! Sabelo!

Canal youtube:

1 comentario:

  1. Che Pablito: Esto se está convirtiendo en una especie chiquita y muy respetable de enciclopedia musical para ignorantes y no tanto.
    Como una de a pie, agradecido y que perdures.

    ResponderEliminar